Cine

Habitación en Roma

PDFImprimirE-mail
Escrito por Jorge Herrería Franco
Sep172011

altFascinado, como siempre, por las melodías de Russian Red, buscaba el títutlo del tema que poco más tarde descubrí componía la banda sonora original de la película "habitación en Roma". Enrique, mi compañero en Cronopios, ya me había comentado su fascinación por este film de Julio Médem, pero nunca me había picado tanto la curiosidad como para arriesgarme a ver la película.

La cuestión es que escuchando el tema "Loving strangers" de Russian Red, me topé con el trailer y muy peripuesto yo, lo veo y quedo fascinado. Automáticamente empiezo a descargar la película mientras con la otra mano llamaba a mi amiga para que no hiciese planes y la viera conmigo.

Si digo que la plícula me encantó, me quedo bastante corto. Pocas veces he visto tanta sensualidad junta como la que desprenden estas dos mujeres (Elena Anaya y Natasha Yarovenko). Como escenario un única habitación y con sólo tres personajes, los 109 minutos que dura la película, se me antojaron los más deliciosos que disfrutaba desde hacía tiempo.


El argumento es sencillo, dos mujeres se encuentran en un bar de copas en Roma y terminan en la habitación de una de ellas, en una noche que marcará sus destinos para siempre. Ambas son reticentes a abrir sus corazones, pero el sentimiento que se encaja entre sus pechos, habla por sí solo. Cada una se desnuda frente a la otra y muestran sus vidas entre sábanas y flores, en Roma, en la noche más corta del año.

La dulzura de sus miradas, de sus gestos, el amor se deja escapar en cada escena con una belleza allende lo sublime. Consiguen dejar atrás sus preocupaciones y, tal vez, una noche baste para ver que la persona de sus vida está frente a sus narices.

alt

La banda sonora, de la mano de Russian Red, pone la guinda del pastel. Cuatro nominaciones a los Premios Goya (mejor actriz, mejor actriz secundaria, mejor guión y mejor canción), hablan por sí solas. Un trabajo actoral impresionante y preciso, además de la entrega de ambas actrices en las escenas, merecen como mínimo la admiración de cualquiera.

Habitación en Roma ha sido para mí, todo un descubrimiento y estoy completamente seguro, de que esta película, como mínimo, gustará a todos.

 

500 días de bromance y bragas vibradoras

PDFImprimirE-mail
Escrito por Adriana Tejada
Jul242011

Chicos, no nos dejemos engañar: el reinado de la comedia romántica norteamericana ha llegado a su fin. Y no, no es que Julia Roberts se haya quedado sin trabajo ni mucho menos, es que las cosas están cambiando en el cine, en el espectador.

Hace veinte años sería impensable que las relaciones sexuales (y no tan sexuales) de cuatro mujeres se convirtieran en una serie de televisión de éxito mundial. En la década de los noventa este muro invisible desapareció, o al menos se construyó una pequeña puerta, y la serie Sexo en Nueva York se convirtió en uno de los mayores éxitos televisivos de todos los tiempos. Se comenzaba a hablar de cosas de las que ni siquiera se conocían los nombres (que no su funcionamiento) y ahí más o menos se quedó la cosa.

Hace diez años parecía imposible que las películas para mujeres fueran uno de los platos fuertes de las productoras. Y boom, aquí llegaban otra vez las neoyorkinas de la pequeña pantalla que, lejos de ser olvidadas tras una no renovación de contrato de una séptima temporada, estrenaban en 2009  su primer (y mejor) largometraje que se convertiría en la reina de las salas durante más tiempo del previsto. Y ahí volvió a quedarse estancado el tema.  

Pero…¿han vuelto a cambiar las tornas? El llamado fenómeno “Bromance” se ha apoderado de las salas de cine a nivel mundial. La amistad, pero ahora masculina, elevada a la trama principal en lugar de quedarse en un segundo plano. Ahora las productoras se quiebran la cabeza buscando a ese perfecto protagonista masculino y a su partenaire pues un poco que le den, que total la chica de la película tampoco es lo más importante del mundo. Y si el bromance ha llegado a todas las pantallas, no es ni más ni menos que gracias a Judd Apatow, el nuevo rey de la comedia (norte)americana. Gracias a títulos tan evocadores como Virgen a los 40, Lío embarazoso o Paso de ti se ha convertido en el gurú del cine actual.

Pero no sólo por las historias de amistad masculina han cambiado las cosas, los 500 días de una relación y las bragas vibradoras también han tenido algo que ver. Y es que ahora el protagonista masculino es el que sufre porque la mujer no se porte bien con él, porque decida dejarle, casarse o ignorarle, y sin malvado al que culpar por ello. El chico sufridor es uno de los protagonistas más recurrentes de las comedias románticas desde siempre, no es nuevo de ahora, lo que sí llama la atención es el modo de plantear sus problemas. El melodramático protagonista de 500 días juntos daba un nuevo soplo de aire fresco al cine romántico. Como también lo hacía La cruda realidad o como es más conocida, “la de las bragas vibradoras”. Ninguno de sus protagonistas era nuevo en el género de la comedia gamberra, pero el modo de hacerlo sí. La aproximación realista del mundo de las relaciones (con romance de por medio, por supuesto, que son guapísimos los dos) daba que pensar. ¿De verdad son así las cosas? ¿Es lo que el cine quiere hacernos creer? ¿O tan sólo es un nuevo modo de darle la vuelta a la tortilla para que nos la comamos creyendo que es otra diferente? Nadie puede tener la respuesta correcta para estas preguntas. Lo único que es seguro es que nadie sabe las cosas que veremos dentro de diez o veinte años en el cine. 

Última actualización el Jul252011
   

Videos destacados

         

© Copyright 2011. Enredamos


Enredamos es una publicación realizada por Adriana Tejada, Alba Madero, Jorge Herreria, Enrique García, Ángel Narváez y Julio del Junco.

El diseño de la plataforma está realizado por Animationbull.

Puedes contactar con nosotros en info@enredamos.es

 
 
JULIO DEL JUNCO